Como se cambia un neumatico pinchado

En cualquier vehículo los neumáticos juegan un papel fundamental, y por este motivo deben estar en perfecto estado. Para cambiarlos al mejor precio te recomiendo hacerlo en el taller mecánico de motortown, puesto que allí encontrarás siempre los precios más ajustados para hacer el cambio.

Pero, en cualquier momento mientras conduces un clavo podría jugarte una mala pasada, y podría pinchar un neumático. Por suerte para ti, hoy hablaremos del proceso básico para cambiar un neumático pinchado, así que te invito a que sigas leyendo y no te vas a arrepentir.

¿Cómo cambiar un neumático?

Para que puedas cambiar un neumático debes seguir un procedimiento que será básico, y que no te tomará más de unos cuantos minutos. Para hacerlo de forma eficiente fíjate en lo siguiente:

Aparca el coche en un lugar seguro

Si es posible, lo mejor será que saques el coche de las vías y que lo aparques en un lugar totalmente plano. Esto te permitirá tener un buen nivel de seguridad y no tendrás accidentes mientras que cambias tu neumático.

También debes poner las luces de seguridad y el triángulo para alertar a los conductores de tu presencia. Si es de noche es indispensable que uses un chaleco reflectivo, puesto que así serás más visible.

Baja el neumático pinchado

Es el momento de comenzar con el proceso, y el primer paso será aflojar levemente las tuercas mientras que el coche aún está en el suelo. Una vez hecho esto, debes subir el coche en el gato, y asegúrate de que el neumático no toque el suelo.

Retira las tuercas del mismo, y bájalo, asegurándote de colocarlo debajo del coche junto al gato. Esto hará que en caso de que el gato falle el coche no caiga al suelo y no vayas a sufrir heridas, y cuando esté todo listo será el momento de ir por el neumático de repuesto.

Coloca el neumático de repuesto

Para colocar el neumático de repuesto bastará con ponerlo en su lugar y fijarlo con las tuercas que quitaste previamente. Asegúrate que se puede tener por sí solo, y será el momento de retirar el que se encuentra debajo de tu coche para bajarlo del gato.

Una vez en el suelo, es importante apretar nuevamente las tuercas para asegurarse de que queden lo más firmes posible. Así, evitarás accidentes más adelante, y no tendrás ningún tipo de inconveniente a la hora de utilizar tu vehículo.

Autor entrada: Carmen