Cuando el coche no enciende

Existen varias razones por las cuales el motor del coche no enciende, pero siempre predominan algunas sobre otras. Con los avances de la tecnología cada vez se hace menos necesaria la intervención del usuario, la computadora se encarga de revisar y alertar acerca del estado del vehículo.

Posibles causas

Batería defectuosa o descargada: de todas suele ser la más común, es probable que se haya dejado encendido alguno de los dispositivos como las luces, la radio u otro. Para cerciorarse si es o no la batería defectuosa pruebe tocando la bocina; si el pito suena ronco se trata de una batería descargada. Si girando la llave se escucha un sonido eléctrico junto con un chasquido proveniente del tablero de instrumentos o los indicadores no encienden, igual es la batería que está falta de carga.

Borne sulfatado o flojo: es común si se le ha hecho algún tipo de servicio a la batería, quizás no haya quedado suficientemente ajustada a su soporte y los bornes se hayan aflojado a partir del movimiento. Pruebe abriendo el capó para verificar que estén bien ajustados, si está sulfatado lo detectará fácilmente al ver el residuo blanco con verde que cubre todo entre el conector y el borne; este se genera por la fuga de energía y la humedad, puede limpiarlo con agua carbonatada.

Llave codificada y alarma: estas son muy buenas evitando que cualquiera encienda el coche o si tratan de abrirlo de manera forzada. Algunas traen un sistema de bloqueo o código para que pueda ser encendido, si se bloquea y no enciende intente frotar la pila con un trapo; o mejor asegúrese de cargar siempre una pila o control de repuesto.

Agua en el encendido o sistema eléctrico: aparece después de lavar el motor, la humedad hace de las suyas en los módulos electrónicos. Lávelo con mucho cuidado o evite lavarlo con agua, hay algunas técnicas que le permiten limpiarlo sin agua. Si usa el vapor para ello proteja bien los elementos electrónicos, puesto que a veces entra algo de líquido.

No olvide hacer el debido mantenimiento y revisiones regulares para evitar este tipo de fallas o peores. Usando piezas de segunda mano puede obtener buenos resultados, además de hacerle rendir el presupuesto le ahorra tiempo si opta por una empresa online. Pinche piezasdesegundamano.es y rellenando un corto formulario con los datos de lo que requiere, en un instante le contactarán para recaudar mayor información y acordar el envío y sistema de pago.

Autor entrada: Carmen