Síntomas de una picadura de garrapata con enfermedad lyme

Aunque la picadura de garrapata te pueda parecer algo insignificante debes tomar algunas precauciones, ya que son las causantes de la trasmisión de algunas dolencias que resultan difíciles de tratar como la enfermedad de Lyme.

Es importante acotar que esta enfermedad infecciosa es causada por la Borrelia Burgdorferi y presenta manifestaciones principalmente dermatológicas, neurológicas y cardiacas, a través de síntomas que, a continuación, vamos a explicarte.

¿Cómo actuar si sufro una picadura de garrapata?

Despégala de inmediato. Para ello, lo ideal es ayudarte con unas pinzas pequeñas para tomar la garrapata lo más cercano que puedas de la piel. Retírala con un movimiento seguro y firme, teniendo cuidado de tener las manos protegidas.

Lávate muy bien la zona. No solo el lugar de la picadura, también tus manos con agua y jabón, alcohol o algún desinfectante.

Guarda la garrapata. Utiliza un frasco cerrado para conservarla en el congelador. Te será de utilidad si presentas algún síntoma y el médico quiere observarla.

Solicita asistencia médica. Si presentas dolor de cabeza muy fuerte, dificultad para la respiración o rápidas palpitaciones cardiacas debes acudir a urgencias de inmediato.

También es conveniente que solicites asistencia profesional si se dificulta despegar la garrapata. Mientas mayor sea el tiempo que esté adherida a tu piel se incrementará el riesgo de contraer alguna enfermedad trasmitida por este animal.

Síntomas de la enfermedad de Lyme

En principio, con 10 días como un periodo de incubación de la Borrelia, agente transmisor de la enfermedad de Lyme, al pasar ese tiempo puede aparecer el primer síntoma característico que es el eritema migrans.

Está caracterizado por ser una erupción o salpullido que se extiende alrededor de la picadura con forma de ojo de buey, que se va extendiendo poco a poco.

Adicionalmente puede presentar síntomas parecidos a los de una fuerte gripe, con dolores musculares y articulares, cefalea, cansancio extremo y en ocasiones fiebre alta.

Dado que en muchos casos no se presenta el síntoma del eritema migrans se dificulta el diagnóstico, pues suele confundirse con un episodio de gripe.

Por otra parte, si no se recibe tratamiento, pasados unos meses la bacteria se propaga por diferentes partes del cuerpo y presentar síntomas como dolores articulares, fatigas o síntomas neurológicas asociados con la parálisis facial y meningo encefalitis.

En consecuencia, si recibes la picadura de una garrapata, toma las debidas previsiones tan pronto te percates su existencia y en los siguientes días ten cuidado ante la aparición de cualquier síntoma, por más pequeño que sea, para controlar a tiempo si sufres el contagio de la enfermedad de Lyme.

Autor entrada: Carmen