Todo lo que tenés que saber para tu maquillaje de todos los días

¿Sos fan del maquillaje? Sea para una fiesta, una reunión importante, una ocasión especial, la rutina del día a día o un look natural para un fin de semana de entrecasa, el maquillaje es ese aliado especial que realza la mirada y le da un toque distinto a la expresión.

Ya sea que uses mucho maquillaje en una mega producción o sólo un poco para resaltar algunos rasgos, te contamos algunos tips de maquillaje, para que tus looks tengan ese toque especial en cualquier ocasión.

El maquillaje es muchas veces un punto clave de la rutina. Están las personas que no pueden salir ni a la puerta de su casa sin estar aunque sea un poco retocadas, y hay quienes prefieren no usarlo salvo ocasiones especiales. A lo largo de la historia, el maquillaje tuvo distintos significados. Por ejemplo, en el antiguo Egipto muchas mujeres y hombres (entre ellos, Cleopatra) pintaban sus ojos con polvos para protegerse de la luz solar y porque según creían en ese entonces, también les otorgaba protección para las enfermedades.

En la Inglaterra del siglo XVI, personalidades como la Reina Isabel I usaban el maquillaje de plomo para blanquearse el rostro y cubrir cicatrices de enfermedades previas.

Hoy en día hay diferentes visiones sobre el maquillaje. Lo cierto es que, a la hora de usar maquillaje, es tanta la oferta que hay en el mercado que muchas veces incluso personas con mucha trayectoria en este rubro se quedan anonadadas frente a tanta opción en la góndola. Para que puedas orientarte, te contamos algunos must para el maquillaje básico y el porqué de cada producto (para que puedas distinguir lo necesario de lo que podés prescindir).

Rostro y cobertura

Para el rostro muchas veces es necesario usar base o una BB cream (más cremosa y menos densa). Pero… ¡no siempre es necesario! ¿Cómo que no siempre? ¿de verdad? Esta afirmación podrá sorprenderte, pero la realidad es que podés estar perfectamente maquillada con un look super natural en el que sólo uses un poco de corrector y realces ciertos rasgos, sin base. Eso sí: para eventos importantes o días en que necesites que el maquillaje perdure durante más horas, siempre es recomendable que uses base o BB cream.

La base que se adecue a tu rostro va a depender de tu tipo de piel. Si tenés piel grasa con tendencia a brillantez, siempre va a convenir una base en un tono mate de larga duración, que garantice que en unas horas tu frente no esté brillando.

Muchas veces las bases tienen en su fórmula protección solar. Siempre es conveniente, dado que es necesario estar protegidos de los rayos del sol durante todo el año. La aplicación de la base dependerá de su textura, pero en general funciona muy bien una esponjita, aunque también puede aplicarse con brocha, o los dedos.

Otro elemento importante de la cobertura es el polvo compacto. Especialmente entre las pieles grasas, el polvo compacto ayuda a sellar la base y también empareja el tono de la piel, dándole un acabado perfecto a la cobertura de tu rostro. Es importante que elijas un polvo compacto que se adapte bien a tu color de piel. Por ejemplo, es posible que en invierno necesites un tono distinto al que usás en verano, época en la que, aun cuando no tomes mucho sol, la piel suele estar un poco más bronceada.

Cejas definidas

¿Es necesario llevar maquillaje en las cejas? Aunque muchos lo ponen en duda, la realidad es que el maquillaje para las cejas (cuya existencia muchas personas todavía ignoran) brinda eso que le estaba faltando a tu rostro. ¿Nunca te pasó que luego de maquillarte sentís que te falta algo? Probá con la aplicación de un poco de color en tus cejas.

Aunque a veces no nos demos cuenta, las cejas son un importante elemento en nuestro rostro. Definen la expresión y le dan forma. Por eso es que no da lo mismo si están perfiladas o no, si están retocadas o no. Hay varios estilos de cejas (finas, gruesas, largas, más cortas, de vellosidad abundante o más escasa). Para que guarden armonía con el “todo facial”, cuando “teñimos” el rostro de algún color (por ejemplo, colores tierra, en otoño o invierno), el hecho de que las cejas acompañen contribuye a esa armonía a lograr en el look final.

Para ello se usan los lápices para cejas, en distintas tonalidades, y luego se distribuyen de manera prolija con un cepillo para cejas, que suele venir en el otro extremo del lápiz. Hacé la prueba, ¡comprobá la diferencia!

Ojos que comunican

Hay un sinfín de looks de maquillaje para ojos. Lo cierto, es que muchas veces a la hora de maquillar los ojos nos quedamos en los clásicos dos colores, y nos olvidamos lo mucho que se puede jugar con las paletas de tonos. Animate a jugar con diferentes tonos de marrones o rosados, que, combinados, le dan a tu mirada esa expresión que hace la diferencia. En la era de la tecnología, no es necesario hacer un curso para lograr un buen maquillaje de ojos: hay miles de tutoriales con los que podés aprender a lograr un acabado que parezca profesional.

Labios que conquistan

El maquillaje de labios es un mundo muy interesante. Hay quienes prefieren usar un poco de brillo, mientras otras personas prefieren que el centro de su estilo sean unos labios bien llamativos. Aprovechá que las marcas están desarrollando colores cada vez más variados. ¡Animate con los distintos tonos de marrones y violetas!

Autor entrada: Carmen