Consejos para el cuidado de tus neumaticos

En un coche los neumáticos son los encargados de brindar una buena seguridad y que permiten conseguir el máximo rendimiento. Para conseguir las mejores opciones para el cambio de los mismos te recomiendo visitar el taller de aurgi.com, porque encontrarás las mejores ofertas del mercado.

Pero, puede que no sepas cómo cuidar de forma correcta los neumáticos para que tengan la máxima durabilidad posible. Es por este motivo que hoy te he preparado este post con algunos consejos básicos, los cuales te permitirán tomar una decisión de compra acertada.

¿Cómo se cuidan los neumáticos del coche?

Cuidar los neumáticos de tu vehículo puede resultar realmente sencillo, en especial si sigues los consejos que te traigo el día de hoy:

Evita los frenazos

Los frenazos son algo básico que debes tener en cuenta, en especial porque debes asegurarte de evitarlos en todo momento. Estos pueden producir un desgaste disparejo y muy profundo en una zona específica de los neumáticos por el aumento de la fricción con el pavimento.

Por este motivo, lo mejor será que conduzcas con mucha precaución, lo que te permitirá que puedas sortear adecuadamente cualquier obstáculo en las vías. También se aconseja que frenes con suficiente anticipación siempre que se avecine cualquier tipo de curva.

Mantén la correcta alineación

La alineación es fundamental a la hora de cuidar tus neumáticos, en especial porque esta evitará un desgaste profundo en los laterales. En todo caso, es un proceso que se debe hacer por lo menos una vez al año para mantener los neumáticos perfectamente alineados.

Sin embargo, debes estar revisando periódicamente los neumáticos para que puedas detectar cualquier tipo de desgaste profundo en los laterales. Si existen señales de un desgaste muy profundo debes asegurarte de llevar el coche al taller de inmediato para hacer una alineación de forma inmediata.

Revisa la presión

La presión de los neumáticos es fundamental para que puedas mantener en funcionamiento los mismos de forma óptima. Por este motivo, debes asegurarte de estar revisando la presión por lo menos una vez cada 15 días para que sea la adecuada recomendada por el fabricante.

Si la presión es demasiado baja, se producirá un aumento en la resistencia a la rodadura y el nivel de desgaste de los neumáticos será mucho mayor. Por otra parte, no debes poner mucha presión en los neumáticos, en especial porque esto causará que se produzcan deformaciones, que llevarán a que tengas que sustituirlos de forma inmediata.

Autor entrada: Carmen